En protesta en la Ciudad de Buenos Aires, animalistas expusieron práctica cruel con animales en la cadena de abastecimiento de la empresa

December 7, 2017

 



Buenos Aires (7 de diciembre de 2017) - El día de hoy, activistas de la ONG Sinergia Animal protestaron frente a la oficina de Arcor, en la ciudad de Buenos Aires. Con máscaras de gallinas y algunos presos dentro de una jaula de metal, el grupo ilustró una de las prácticas más crueles de la agricultura moderna: el uso de jaulas diminutas y superpobladas para la producción de huevos, que no permiten que los animales ni siquiera caminen o abran sus alas completamente.

 

La práctica, considerada cada vez más arcaica e inhumana, es un foco creciente de políticas de sustentabilidad corporativa. Grandes multinacionales como McDonald's, Burger King, Subway y Grupo Alsea ya han adoptado políticas que estipulan que el uso de jaulas en batería será totalmente eliminado de sus cadenas de abastecimiento en Latinoamérica.

 

 El dia de hoy, El Corte Inglés en España anunció el fin del uso de jaulas en batería para 2025. Nestlé y Mondelez -competidores directos de Arcor en el sector de golosinas y galletas- también ya prometieron abolir la práctica entre sus proveedores. En el sector de mayonesas, Kraft Heinz (dueña de Kraft Mayo) y Unilever (dueña de las marcas Hellmann's, Ri-k y Fanacoa), competidores directos de la mayonesa BC, propiedad de Arcor, también se comprometieron a acabar con el uso de jaulas en la producción de huevos en sus cadenas de suministro latinoamericanas. En el sector de panadería industrializada, donde Arcor también opera y produce panes dulces para Navidad, el mexicano Grupo Bimbo (dueño de los panes y pasteles Pan Bimbo, Pan Artesano y Budin) ha asumido el liderazgo y ha adoptado una política libre de jaulas.

 

"No hay justificación lógica y aceptable para que Arcor no siga este movimiento. La mayoría de sus competidores ya han asumido ese posicionamiento ético y los consumidores ya no toleran tanta crueldad con los animales, principalmente cuando los métodos alternativos existen y son totalmente viables”, José David Lozano, director de la ONG Sinergia Animal en Argentina.

 

Los activistas de la ONG sostenían carteles que mostraban fotos reales de gallinas engañadas con pedidos de ayuda dirigidos a Arcor. Los dirigentes de la organización entraron en la oficina de la empresa y entregaron a un representante de Arcor cajas con más de 16 mil firmas que fueron recogidas en una petición online. La empresa aún no se ha pronunciado sobre el evento y en su reporte de sustentabilidad más reciente la empresa no dice nada sobre la origen de los huevos usados en sus productos.

 

Más del 85% de las 42 millones de gallinas utilizadas en la producción industrial de huevos en Argentina pasan sus vidas encerradas en jaulas, de acuerdo con la International Egg Comission. En esas jaulas, llamadas jaulas en batería, las gallinas no pueden ni siquiera caminar o abrir sus alas. Cada jaula confina entre 5 y 10 animales juntos y así, las gallinas, tienen un espacio más pequeño que una hoja de papel A4 para vivir. Muchas no sobreviven, y las que consiguen vivir, son muchas veces forzadas a continuar entre los restos de las que murieron.

 

Las jaulas en batería convencionales ya han sido prohibidas en toda la Unión Europea, Nueva Zelanda y diversos estados norteamericanos. Canadá también se ha comprometido a acabar con ese sistema de confinamiento gradualmente.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload