Empresas argentinas son presionadas a abandonar anticuados métodos de cría animal

January 29, 2018

La acción de Sinergia Animal fue cubierta por el Diario Hoy, Diario de Cuyo, Agromeat, Panorama Rural Ahora y Rural Primicias. 

 

 


Buenos Aires (29 de enero de 2018) - Lejos de los ojos de los consumidores, millones de gallinas son confinadas en jaulas diminutas en la industria de huevos argentina. El sistema utilizado aquí, considerado cruel, ya ha sido prohibido en más de 20 países y está siendo eliminado por varias multinacionales como Nestlé, Unilever y Kraft Heinz. Ahora entidades internacionales llegan al país para exigir lo mismo a empresas argentinas.


Para atraer la atención de los consumidores, la ONG Sinergia Animal, con presencia en Brasil, Chile, Colombia y Argentina, realizó un acto pacífico en calle Florida, en el centro de Buenos Aires, este fin de semana. Activistas de la organización pintaron sus rostros simbolizando la tristeza y mantuvieron sus brazos atados con cuerdas durante tres horas. El gesto fue asistido por cientos de personas y se refiere al hecho de que las gallinas ponedoras viven en condiciones tan intensas de hacinamiento que no pueden ni siquiera abrir sus alas completamente. Luego, los activistas caminaron hasta una tienda de Arcor, empresa a la que dirigieron la protesta. Grandes banners decían: "Arcor, ¡Más amor, por favor!".


"Hace meses estamos pidiendo que Arcor siga el ejemplo de sus principales competidores internacionales y adopte una política libre de jaulas para su cadena de suministro de huevos. Esperamos que esta sea la primera gran política anunciada por el sector alimenticio en Argentina", dijo Diamela Covarrubias, coordinadora de campañas de Sinergia Animal en América del Sur.


La ONG resalta que Arcor, principal empresa argentina en el sector de alimentos industrializados, es un gran fabricante de mayonesa y dueña de la marca BC Campagnola. El principal competidor internacional de la empresa es Unilever, dueña de las mayonesas Hellmann's, Ri-k y Fanacoa, y ya cuenta con una política global para eliminar el uso de huevos de gallinas enjauladas en todos sus productos. Kraft Heinz adoptó recientemente una política similar.


En el sector de golosinas y galletas, Mondelez International y Nestlé también se comprometieron con el fin de las jaulas en todo el mundo, lo que incluye a Argentina.
 

"Métodos alternativos que crían a los animales sueltos ya existen y son económicamente viables. Es hora de que los líderes del mercado argentino también asuman este compromiso", subrayó Diamela.


La ONG ya ha recogido más de 20 mil firmas en su petición online y promete realizar muchos actos pacíficos para continuar difundiendo la campaña.


De acuerdo con datos de International Egg Comission, 85% de las 42 millones de gallinas utilizadas en la producción industrial de huevos en Argentina son confinadas en jaulas. En las llamadas 'jaulas en batería', las gallinas no pueden ni siquiera caminar. Cada jaula confina entre 5 y 10 animales juntos y así, las gallinas tienen un espacio más pequeño que una hoja de papel A4 para vivir.

Las jaulas en batería convencionales ya han sido prohibidas en toda la Unión Europea, Nueva Zelanda y diversos estados norteamericanos. Canadá también se ha comprometido a acabar con ese sistema de confinamiento gradualmente.

1/3

 Fotógrafo: Héctor Alvarez 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload