Millones de cerdos son sacrificados por brote de “ébola porcina”

Un virus devastador y altamente contagioso que afecta a los cerdos se está esparciendo por todo el mundo: es la fiebre porcina africana, también conocida como el “Ébola de cerdos”. Esta enfermedad no es algo nuevo, pero el brote es el más serio en la historia. Cerca de 6,000 contagios están ocurriendo en el mundo, de acuerdo con la World Organisation for Animal Health (Organización mundial por la Salud Animal), lo que los especialistas denominan como el mayor brote de una enfermedad animal que ha ocurrido en nuestro planeta. Aún más grande que la enfermedad de la vaca loca!

 

 

Después de haber diezmado la población de cerdos en China, ya que el virus mata casi a cada cerdo infectado, la fiebre ahora se está expandiendo a Europa y Asia. Ya ha sido notificada en países como Bélgica, Italia, Rusia, Ucrania, Camboya, China, Laos, Vietnam y Sudáfrica.

 

Puede ser transmitida ya sea por contacto animal directo, por contaminación de la carne, en ropas, vehículos o también a través de insectos como garrapatas. El virus es muy resistente y estable, incluso bajo condiciones ambientales extremas. Para tener una idea, aún después del procesado, envasado y transporte, productos contaminados en su fuente pueden seguir contagiando la enfermedad.

 

La fiebre porcina africana es inofensiva para los humanos, aunque científicos han advertido que las similitudes fisiológicas entre cerdos y seres humanos implica que futuras mutaciones del virus podrían volverlo peligroso para nosotros.  


El ganado está amenazando la seguridad alimentaria y la salud pública

 

De acuerdo con el reporte de la FAO (Food and Agriculture Organization), un 70% de las nuevas enfermedades que han surgido en humanos en las últimas décadas tienen origen animal y están, en parte, relacionadas directamente con la creciente demanda por más productos de origen animal. 


Este es un caso más en que la industria de la carne está poniendo en riesgo la seguridad alimentaria global. "La salud del ganado es el eslabón más débil en nuestra cadena de salud global. Las enfermedades deberían ser resueltas en su fuente - especialmente en animales”, dice el reporte de la FAO. Bueno, vamos a ver. 

 

La forma en que crían a los cerdos puede explicar bastante

 

En la industria de la carne, los cerdos son comúnmente criados en sistemas de confinamiento intensivos, también llamados granja factoría. Esto significa que pasan todas sus vidas en galpones sobrepoblados donde apenas se pueden mover. Estos animales son tratados como máquinas y carecen de condiciones sanitarias básicas y cuidados veterinarios. 

 

 

Expertos han reconocido ampliamente los riesgos específicos a la salud planteados en estas granjas factorías, incluyendo oportunidades de mutación de los patógenos. Cuando una enfermedad golpea una mega granja, es más fácil que se propague rápidamente a través de las manadas de animales densamente concentrados y la escala de estas unidades significa que muchos animales más serán infectados. Los cerdos también son más susceptibles de contraer la enfermedad por el estrés del hacinamiento y el ambiente inhumano en el que viven. Las granjas factorías confían en los antibióticos, y parte de su rutina incluye la administración de medicamentos a animales, lo que ha sido relacionado a un aumento en la resistencia a los antibióticos. 

 

Otro factor que contribuye es la práctica de dar basura a los cerdos como alimento. Si, leíste bien. Especialmente en Asia, pero no solamente en ese continente, es un hábito común. Con la contaminación de la cadena de producción en la industria cárnica y de productos derivados de animales, es fácil imaginar cómo se convierte en un círculo perfecto para muchas enfermedades. En estas condiciones, no deberíamos sorprendernos cuando ocurren brotes como el de la fiebre porcina africana.

 

Y cuando llegan las enfermedades los que sufren más son… ¡Los animales! Sólo durante este brote, más de 3 millones de cerdos han sido asesinados en China y Vietnam debido a que el control de la enfermedad se realiza sacrificando a todos a los cerdos, seguido de la destrucción de sus cadáveres y la desinfección del lugar. 

 

Considerando todos estos riesgos y, sobretodo, la vida que los animales pasan en la industria alimentaria, queremos invitarte a intentar una dieta vegana y compasiva. No necesitamos productos animales como la carne, el pescado, la leche ni los huevos para estar sanos! Haz click aquí para comenzar. 
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload