Qué es el trabajo corporativo, y por qué nos concentramos en trabajar con las empresas

September 24, 2020

En Sinergia Animal buscamos de manera constante estrategias más eficaces para ayudar a la mayor cantidad de animales en el Sur Global. Para lograr este objetivo, nos enfocamos en decisiones corporativas que suponen una relación de costo-beneficio más viable que trabajar exclusivamente en modificar los aspectos culturales de la demanda. Este rasgo también está cubierto, al identificarnos como una organización vegana.
               


Pero, ¿Qué es el trabajo corporativo? Es un proceso de negociación largo y complejo con empresas alimentarias que incluyen productos de origen animal dentro de su cadena de abastecimiento. Nuestra labor busca que estas compañías hagan cambios en sus políticas, para optar por proveedores que garanticen mayores niveles de bienestar y así mejorar las condiciones de vida de los millones de seres que son utilizados para la producción. 
 

Por tanto, ¿Qué implica enfocar nuestro trabajo en las decisiones corporativas? Conseguir compromisos de empresas alimentarias para que produzcan sus productos con huevos libres de jaulas supone afectar positivamente la vida de millones de animales. En nuestro caso, nos enfocamos en las gallinas ponedoras porque el sistema de jaulas de batería es uno de los más crueles dentro de toda la producción animal industrial. 
 

Los resultados que arroja el análisis de las campañas muestran que trabajar sobre compromisos corporativos es mucho más eficaz y rápido que modificar la legislación vigente en materia de bienestar animal, o incluso del estatus jurídico de los animales. 
 

Además, el impacto conseguido en las condiciones de vida de los animales con cambios en políticas corporativas se da de manera más rápida que trabajar sobre el cambio individual, ya que modificar y mantener hábitos de conducta no es tan sencillo como se pensaba. En este sentido, los estudios llevados a cabo por organizaciones como Animal Charity Evaluators no han podido determinar si activismos como el folleteo tienen un impacto a la hora de cambiar estos hábitos. De hecho, trabajar en cambios sobre la cadena de distribución hace que los hábitos de los consumidores sean modificados a través del cambio en la oferta.
 

Por otro lado, las campañas corporativas ejercen un impacto adicional sobre la imagen pública de las corporaciones, las cuales son vulnerables a la presión pública alcanzada por medio de firmas de peticiones, cobertura mediática de protestas, y publicaciones en redes sociales, entre otras formas de presión hacia las empresas que se niegan a asumir políticas de huevos libres de jaulas.

La última razón por la cual nos enfocamos en las decisiones corporativas es porque creemos que pavimentan el camino hacia cambios sociales sustanciales. Lamentablemente, sabemos que las sociedades normalizan la utilización de animales, sin embargo muchas personas se disgustan cuando toman conocimiento de las condiciones en las cuales viven los animales en la producción animal industrial. Visibilizar estas situaciones desnormaliza estos tratos; y podría servir como un paso intermedio para que todos los individuos dejen de apoyar este sistema de explotación de animales.

El trabajo corporativo produce cambios estructurales en las industrias de producción animal: reduce el sufrimiento de millones de animales, aumenta los costos de la cadena de abastecimiento de productos de origen animal — haciendo más competitivos a los productos basados en plantas—, impulsa tendencias hacia el interior de sectores corporativos que pueden facilitar futuros cambios en la legislación, y abre el camino a cambios sociales tan necesarios para lograr sociedades más compasivas y justas.

Por último, al identificarnos como una organización vegana, no vemos en las políticas de bienestar de los animales una meta final. Son pasos intermedios, que consideramos como reformas incrementales, es decir exigencias a las corporaciones que son posibles de lograr, y que reducen enormemente el sufrimiento de los animales en un corto o mediano plazo. Al mismo tiempo que convencemos a estas corporaciones que den a los animales mejores condiciones de vida, entendemos que explotar animales, con altos estándares de bienestar o no, está mal y no debería suceder. Es por esto que trabajamos al mismo tiempo en educación, desafíos veganos y programas institucionales de reducción de consumo de productos animales. Mientras hacemos realidad el mundo vegano que queremos, creemos necesario dar mejores condiciones de vida a los animales que ya son explotados por la industria alimentaria.

 

 
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload