img_0913jpg (1).jpg

ARCOR:

ALIMENTANDO LA TRISTEZA

Arcor es la empresa de alimentos más grande de Argentina, y la productora de caramelos más grande del mundo. Lo que muchas personas aún no saben es que Arcor usa huevos en muchos de sus productos, como galletitas y mayonesas; y sin embargo, no tiene una política clara y completa para no usar huevos provenientes de jaulas en batería. En estas jaulas, las gallinas son confinadas durante toda su vida sin poder caminar libremente, abrir sus alas por completo o exhibir muchos de sus comportamientos naturales. Esta vida cruel le causa a estos gentiles animales un sufrimiento inimaginable.

 

Cientos de empresas alrededor del mundo están dejando de utilizar huevos que provengan de este cruel sistema de producción. Arcor tiene presencia en muchos países en donde otras empresas le han dicho "no" a las jaulas. En la Argentina, empresas como Havanna, Freddo, Carrefour y Café Martínez ya han optado por comenzar esta transición a un sistema libre de jaulas.

 

Arcor puede parar esta tortura publicando un compromiso claro y completo que abarque todos sus productos.

LA REALIDAD DE LA INDUSTRIA DEL HUEVO EN ARGENTINA

img_0851jpg (1).jpg

AYUDANOS A FRENAR LA CRUELDAD DE ARCOR

Personas que quieren que Arcor abandone las jaulas

0

LA VERDAD DE LAS JAULAS EN BATERÍA

dsc_5842jpg (1).jpg

Tortura

Algunas gallinas todavía son apenas pollitas cuando las confinan en estas infernales jaulas. Normalmente se les corta el pico sin anestesia para que no puedan lastimarse entre ellas debido al estrés. Es una práctica muy dolorosa. 

dsc_5753jpg (1).jpg

Lesiones

Las gallinas en jaulas experimentan osteoporosis debido a la falta de movimiento. Los estudios han demostrado que ésta es la causa principal de la fragilidad ósea, que puede causar dolorosas fracturas de huesos. Cuando su sistema esquelético queda así de débil, las gallinas quedan paralizadas - pudiendo morir de hambre y sed.

img_0913jpg (1).jpg

Muerte

Tal grande es el estrés que sufren en estas jaulas que su vida como ponedoras comienza a apagarse después de aproximadamente 18 meses de este infierno, cuando en libertad podrían vivir hasta 12 años. Cuando dejan de producir huevos de manera eficiente, son enviadas al matadero. 

#ArcorNoMasJaulas