Influencers y celebridades se unen a la campaña por el #FinDeLaPesca

Más de 20 celebridades e influencers de Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Tailandia e Indonesia se unieron este fin de semana a la campaña global para crear conciencia sobre la pesca. En América Latina, personalidades como la actriz y cantante peruana Daniela Sarfati, los actores chilenos Eliana Albasetti y Federico Koch, la actriz argentina Liz Solari y la critica de moda argentina Matilda Blanco publicaron imágenes con frases sobre las emociones de los peces y los dañinos impactos ambientales que tiene la pesca industrial, junto con un video realizado para esta ocasión.

 

En estos países, la campaña fue coordinada por la ONG internacional Sinergia Animal, en apoyo al movimiento global llamado "Jornada Mundial por el Fin de la Pesca". Iniciado en 2017 en Suiza por el asociación PEA - Pour l'Égalité Animale, esta campaña es replicada por organizaciones de todo el mundo para crear conciencia sobre la vida marina, entre el público y entre asociaciones de protección animal, llamando a la abolición de la pesca y de la piscicultura. Esta campaña se realiza cada año en más de 20 países alrededor del mundo. El movimiento internacional usa el hashtag #WordDayfortheEndofFishing y #FindelaPesca en redes sociales para crear conciencia hoy a nivel mundial. 

 

 

El problema de la pesca

 

La industria pesquera genera muchos problemas para los animales marinos y el medio ambiente. Entre ellos, la sobrepesca está ocurriendo a un nivel que compromete seriamente la vida en el océano, mata miles de millones de animales por captura accidental y es una de las mayores causas de la contaminación de plástico. 

 

Según las Naciones Unidas, la salud de los ecosistemas marinos están en constante riesgo por la sobrepesca como por la pesca ilegal. Cerca de dos tercios de las poblaciones de peces (64%) han sido clasificadas como sobreexplotadas y un 23% de ellas como totalmente explotadas, lo que significa que la pesca está sacando animales de los océanos más rápido de lo que pueden reproducirse para recuperar sus poblaciones.

 

Los números de la pesca accidental también son significativos: Cada año más de 100,000 ballenas, delfines, focas, tortugas y otros animales marinos son atrapados en redes de pesca abandonadas o perdidas, en trampas para langostas, o son pescadas junto con otras especies comerciales.

 

Así también, la contaminación de la pesca es un gran problema. Una investigación realizada en la Gran Isla de Basura del Pacífico, la acumulación de desechos flotante más grande del mundo, reveló que el 46% de los materiales encontrados correspondía a redes de pesca, con la mayoría de basura restante también consistente en materiales relacionados a la industria pesquera.

 

Se estima que entre 600,000-800,000 toneladas de redes perdidas o abandonadas llegan al océano cada año y puede llevar más de 600 años para que sus compuestos plásticos se degraden.

 

 

Los peces, seres sintientes

 

Más allá de los problemas a gran escala causados por la pesca industrial, hay otro factor a considerar: la sintiencia de los peces. Estudios recientes han demostrado que los peces experimentan sensaciones y sienten dolor, pueden usar herramientas, cuidar a sus bebés y tener buena memoria.

 

Miles de millones de ellos son sacados del océano cada año y asesinados con las técnicas más crueles comparados a los demás animales consumidos por los humanos. En muchos casos son dejados morir lentamente ahogados fuera del agua donde no pueden respirar. Otros son despellejados vivos o cortados estando plenamente conscientes.

 

Nuestros océanos y peces están sufriendo los severos impactos de la pesca industrial. Lo mejor que podemos hacer por ambas causas es mantener a los peces fuera de nuestros platos. Puedes leer más sobre esta campaña en: www.sinergiaanimal.org/pesca

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload