Sinergia Animal se une a la coalición por el clima para transformar la alimentación

Sinergia Animal ahora es parte de una coalición de organizaciones de la sociedad civil que se unieron con el objetivo de transformar el sistema alimentario para mitigar los impactos del calentamiento global. El grupo, llamado 50by40, está compuesto por organizaciones que se centran en varias áreas diferentes, como salud, cambio climático, biodiversidad, juventud, fe, bienestar animal, base y justicia social.

 

A las organizaciones se unieron más de 50 de los principales científicos del mundo que pidieron una reducción en la producción ganadera de países de ingresos medios y altos. El esfuerzo es promovido por la Dra. Helen Harwatt, becaria de Política Alimentaria y Climática del Programa de Política y Derecho Animal de Harvard, Facultad de Derecho de Harvard.

 

A través de esta iniciativa, pedimos a los países que:

  • Establezcan un límite de tiempo para la disminución de la producción animal para cada especie.

  • Identifiquen los emisores más grandes y establecer objetivos de reducción para la producción.

  • Diversifiquen la producción de alimentos reemplazando el ganado con carbono y alimentos inocuos para la salud, como legumbres, granos, frutas, verduras, nueces y semillas.

  • Restauren la cubierta de vegetación nativa de tierras no cultivadas para minimizar las emisiones.

 
¿Qué pasa con la agricultura animal?

 

La agricultura animal es responsable de entre el 14,5% y el 18% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por el hombre. Además de eso, las dietas basadas en productos animales están directamente relacionadas con otros problemas graves, como el aumento de la desnutrición y los hábitos alimenticios poco saludables, la tala de bosques primarios a un ritmo alarmante y nuestros sistemas de suelo, tierra, aire y agua están en peligro.

 

Esta alianza llega en un momento crucial de la historia del planeta: en 2018, enfrentamos la mayor concentración de gases de efecto invernadero desde que comenzaron los registros, según la Organización Meteorológica Mundial de la ONU. Si no dedicamos nuestros esfuerzos a un sistema alimentario más sostenible, saludable y compasivo, en el que los productos animales como la carne y los lácteos sean reemplazados por proteínas de origen vegetal, lo más probable es que sea imposible evitar que el calentamiento global llegue a un nivel catastrófico.

 

Para apoyar esta iniciativa y potencializar nuestro trabajo para el medio ambiente, puedes hacernos una donación. Y si tú también quieres comenzar una dieta (muy necesaria) más sostenible, haz clic aquí y permítenos ayudarte con eso.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload