200 mil animales están atrapados en navíos en el canal de Suez



Por lo menos 20 embarcaciones de transporte de animales vivos están atrapadas en el canal de Suez después de que el barco de carga Evergreen bloqueó el paso. Aunque la embarcación ya fue retirada, especialistas alertan que cerca de 200 mil animales atrapados en las naves están probablemente muriendo de hambre y deshidratación debido al retraso del viaje. Algunos barcos estaban programados para llegar a su destino hace 4 días, pero solo hoy retomaron su curso.

Foto: Animals International, investigación sobre exportación de animales vivos en Medio Oriente, en 2018

La mayoría de los animales son ovejas provenientes de Rumania. Esta no es la primera vez que el país se ve envuelto en una tragedia relacionada a la exportación de ganado en pie. A fines de 2019, una embarcación que transportaba 14 mil ovejas naufragó y se hundió en el Mar Negro — la mayoría de los animales murió ahogada.


Foto: Animals International

Las preocupaciones en torno a la exportación de animales vivos ha aumentado durante los últimos meses, cuando otro episodio dramático se tomó los noticiarios. Miles de terneros se quedaron atrapados en dos navíos, de diciembre 2020 a marzo de este año. Las embarcaciones atravesaron todo el Mar Mediterráneo en búsqueda de un puerto donde pudieran desembarcar, pero su entrada fue negada en diversos países por sospechas de un brote de lengua azul, una enfermedad bovina, a bordo. Cuando uno de los navíos regresó a Cartagena, en España, de donde había salido, las autoridades impidieron su entrada de vuelta en el país y ordenaron el sacrificio de los animales.




El informe veterinario ordenado por las autoridades españolas resaltaba que los animales fueron encontrados “amontonados, con miembros fracturados, con sed, muriendo, con dificultades de moverse entre los cadáveres de los que no consiguieron sobrevivir a las condiciones del viaje, incapaces de evitar la muerte”. En al menos tres corrales había animales muertos medio enterrados en las heces de sus compañeros. Los terneros mostraban “pérdida de peso evidente que en casos extremos llegaba a caquexia (desnutrición extrema), así como problemas de visión, dermatológicos y motores”.

La exportación de animales vivos siempre es cruel — aun en los casos en que “sale bien”. Y los casos que salen terriblemente mal están lejos de ser algunas pocas excepciones. Puedes revisar más sobre las cinco razones por las que pedimos la prohibición de estas exportaciones aquí. Si estás de acuerdo con que los animales no deben pasar por esto, firma nuestra petición pidiendo a los líderes políticos de Colombia que den fin a la exportación de animales vivos.