Miles de terneros serán sacrificados después de épico fracaso de la exportación de animales vivos



895 terneros reportados que han quedado varados en un barco durante meses están siendo enviados al matadero en España. Éste podría ser uno de los últimos episodios de un dramático viaje que empezó en diciembre cuando dos barcos salieron de diferentes puertos en España y cargaron por lo menos 2.500 animales en total. Debido a sospechas de un brote de la enfermedad bovina de la lengua azul a bordo, su entrada fue rechazada en diferentes países, como Turquía y Libia.

Después de haber tenido que cruzar todo el Mar Mediterráneo, uno de los barcos, Karim Allah, está ahora anclado en el puerto de Cartagena (España), donde las autoridades están a punto de comenzar el sacrificio de los terneros. El otro barco, Elbeik, que lleva más de 1.700 animales, fue visto por última vez dirigiéndose al puerto Piraeus, en Grecia


Las organizaciones de protección animal dicen que los animales podrían estar muertos o “estar sufriendo un infierno”, debido al prolongado tiempo que han debido estar a bordo y a las precarias condiciones sanitarias que caracterizan a las exportaciones de animales vivos — especialmente itinerarios que duran más de lo inicialmente previsto.



Qué significan las exportaciones de animales vivos para los animales


En este tipo de operación, miles de terneros son llevados en barcos a viajes que pueden durar semanas o incluso meses. Las condiciones son generalmente horribles: están expuestos a temperaturas insoportables, tales como frío y calor extremo; prácticamente no hay limpieza de sus jaulas, lo que lleva a una acumulación de sus excrementos y un olor a amoníaco que les dificulta respirar, algunas veces no pueden echarse apropiadamente y aquellos que lo hacen se arriesgan a ser pisoteados por los demás; el acceso a la comida y al agua es generalmente limitado. De hecho, incluso después de un prolongado viaje, el Capitán del Karim Allah nunca pidió más comida para los animales. Aquí algunas de las razones por las que pedimos la prohibición de la exportación de animales vivos.



La atención veterinaria es también algo raro en estos barcos. En el caso del Karim Allah, The Guardian reporta que un veterinario español subió al barco después de meses de desplazamiento y encontró 22 animales muertos. Otros 20 terneros habrían muerto previamente y habrían sido picados y tirados al mar. Los restantes habrían sufrido por la duración del viaje y en general estaban en mal estado.



Este caso es una prueba más de que las exportaciones de animales vivos son crueles e inhumanas, a pesar de que todavía son una práctica común en la agricultura animal en pleno 2021. Si crees que las exportaciones de animales vivos deberían ser eliminadas a nivel mundial, por favor firma esta petición pidiendo al gobierno de Colombia que tome medidas para prohibirla. Y si tú también crees que los animales no deben ser sometidos a tratos terribles como éste, considera sacar los productos de origen animal de tu dieta. Registrate en nuestro reto vegano gratis aquí.