Estudio revela que las vacas pueden “decir” a otras cómo se sienten

Un nuevo estudio demuestra que las vacas son capaces de “decir” lo que sienten de acuerdo con el tono de su mugido. Cada una de ellas tiene características vocales individuales que mantiene durante toda su vida. Pero, aparte de eso, ellas pueden cambiar el tono dependiendo de sus emociones. Así, ellas expresan claramente emoción, excitación, compromiso o estrés mientras se comunican con su rebaño sobre situaciones positivas (como durante el período fértil o cuando saben que la comida está viniendo) o negativas (por ejemplo, cuando no se les permite comer o cuando son separadas del resto del grupo) que experimentan.

Esta investigación fue llevada a cabo por la University of Sydney y publicada en Scientific Reports. Durante cinco meses, 18 vacas lecheras han sido grabadas, obteniendo 33 muestras de vocalizaciones bovinas que fueron luego analizadas utilizando programas de análisis acústicos. Este experimento fue llamado el “Google Translate para vacas”.

Antes de este estudio, ya se sabía que las madres vacas pueden comunicarse con sus terneros de forma eficaz, es decir que sus bebés reconocen sus voces y no responderán a otros mugidos. También ocurre hacia el otro lado: las madres responden más, moviendo sus orejas y mirando, volteandose o caminando hacia el sonido, cuando sus terneros vocalizan que cuando otros lo hacen.

“Las vacas son animales sociales, gregarios. En este sentido no es sorpresa que se asegure la propia identidad durante su vida y no sólamente durante el período de impronta madre-ternero”, dijo la líder de la investigación, Alexandra Green. “Pero es la primera vez que hemos sido capaces de analizar voces y tener evidencia concluyente sobre este rasgo.”

Green puede incluso identificar qué vaca está hablando sólo escuchando su voz, tal como lo hacemos entre animales humanos. Alguna vez pensamos que conversar así era un acto exclusivo de nuestra especie, pero mientras pasa el tiempo nuevos descubrimientos nos demuestran que más y más animales son capaces de hacer esto llamado "hablar por turno”.

Otra publicación de 2018 enlistó distintos estudios para mostrar que los animales no humanos pueden coordinar intercambios entre individuos siguiendo algunos principios tales como alternar turnos, normalmente expresándose con brevedad y tratando de no interrumpir a quién habla.

En el caso de las vacas, no podemos ni siquiera imaginar cómo se siente ser animales sociales y comunicativos al mismo tiempo que son explotados por la industria alimentaria. Para la producción láctea, por ejemplo, ellas son inseminadas y preñadas regularmente durante su vida, separadas de sus bebés luego de nacidos (algunas granjas lo hacen sólo pocas horas después del parto, para que no establezcan un vínculo y los terneros no beban su leche).

Las vacas que son utilizadas para la producción de leche son conectadas a máquinas que succionan su leche para que pueda ser vendida a humanos. En la mayoría de las granjas, son mantenidas en condiciones higiénicas horribles y con poca o nula atención veterinaria, lo que puede causar dolorosas y serias infecciones en sus ubres. Al final de sus vidas, que resultan más cortas por el nivel de explotación de sus cuerpos, ellas son enviadas al matadero.

Photo: We Animals Media

En la mayoría de las granjas, los terneros son mantenidos separados de sus madres y de los otros bebés, creciendo sin ninguna estimulación. Después de algunos meses, las hembras reemplazarán a las vacas que son enviadas al matadero y comenzarán el ciclo de inseminación - embarazo. Los machos son enviados a matadero siendo muy jóvenes porque no son rentables para la industria láctea. En los peores casos, ellos son descartados días después de nacer con métodos crueles como martillazos en la cabeza, asfixia o inanición.

Photo: We Animals Media

Revisa nuestra investigación en Chile:

Si crees que los animales merecen algo mejor, por favor considera dejar de consumirlos. Deja los lácteos, y también la carne y los huevos. Haz clic aquí para comenzar ahora.