Junio fué el mes más caluroso registrado en la Tierra — y tiene que ver con lo que estamos comiendo

July 12, 2019

Junio de 2019 fue considerado el mes más caluroso registrado en la historia de la Tierra de acuerdo con la Agencia Satelital Europea, con temperaturas de 2°C sobre lo normal. En la mayor parte de Francia, Alemania y norte de España estas temperaturas alcanzaron 6-10°C sobre lo normal. Alrededor del mundo, la temperatura global promedio nunca fué más alta en esta época del año.

 

Los científicos afirmaron la ola de calor que azotó muchos países de Europa en los últimos días fue generada por al menos cinco - y posiblemente 100 veces con más probabilidad por el cambio climático. Es un motivo de gran preocupación, pero desafortunadamente no podemos decir que nos tomó por sorpresa. 
 

 

El cambio climático fue notado por primera vez en 1988, por el físico de la NASA James Hansen, y ampliamente discutido en la Convención por la Tierra, Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y desarrollo que tuvo lugar en Río de Janeiro en 1992.

 

Pero fué en los años recientes que sus efectos catastróficos comenzaron a ser notados, y el tópico comenzó a ser tratado a nivel mundial. Más allá de algunos negacionistas, hay un consenso en la comunidad científica sobre que el calentamiento global es real y es causado por la acción de los humanos. Más del 97% de los científicos climáticos activos en publicaciones concuerdan con esto

 

 

Esto viene con todo tipo de consecuencias, por supuesto, la temperatura global aumenta, pero también se calientan los océanos, las capas de hielo pierden espesor y tamaño, derretimiento de los glaciares y disminución de la capa de hielo, aumento del nivel del mar, acidificación de los océanos y eventos extremos como olas de calor y sequías, mientras en otros lugares experimentan fuertes precipitaciones e inundaciones.

 

 

¿Pero qué es lo que realmente está causando este fenómeno?


Aquí está está la píldora difícil de tragar: el ganado produce entre el 14.5% y el 18% de toda de todas las emisiones de gases efecto invernadero inducidas por el hombre. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), la carne de vaca es responsable por el 41% de la emisiones en el sector, mientras que la producción de leche representa un 20% de este. Todo cuenta: desde la producción de alimentos, proceso de digestión de los rumiantes e incluso el almacenamiento y procesamiento del estiércol.

 

Para tener una idea, el ganado es responsable de más emisión de gases efecto invernadero que el todo el sistema de transporte combinado, es curioso porque de algún modo pensamos inmediatamente en parar de usar combustibles fósiles cuando se trata de reducir nuestra huella de carbono, ¿verdad?.

 

Pero mira esto: en 2016, sólo tres de las más grandes compañías de carne en el mundo — JBS, Cargill y Tyson — fueron las responsables de más emisiones de gases efecto invernadero que Francia. Las cinco más grandes son responsables por más contaminantes que las principales compañías petroleras, como Exxon, Shell y BP.

 

 

Otros impactos ambientales

 

Sin mencionar otros impactos causados por la agricultura animal. Por ejemplo, ¿sabías que más del 75% de la tierra agrícola mundial (un área equivalente a los Estados Unidos, China, la Unión Europea y Australia combinados) son usadas para la producción de carne y leche? Muchas de estas áreas fueron originalmente bosques nativos y terminaron deforestados por intereses comerciales.

 

Se pone peor cuando consideramos que estos productos proporcionan sólo un 18% de las calorías y un 37% de las proteínas que consumimos. Una desproporción total del uso de nuestros recursos.

 

 

De acuerdo a la ONU, más del 70% de todas las extracciones de agua dulce de todo el mundo se destinan a la agricultura. Considerando que la mayoría de los granos que se producen son usados en la alimentación de animales, es correcto decir que el ganado está consumiendo una gran parte de las reservas de agua dulce.


¿Hay una salida?


La Nasa dice que, incluso si paramos de emitir gases de efecto invernadero hoy, el calentamiento global podría continuar por al menos muchas más décadas, sino siglos.

Por otro lado, la buena noticia es que no es demasiado tarde para evitar o limitar efectos aún peores del cambio climático! Pero requiere de una acción coordinada y compromiso general de todos nosotros!

 

 

 

Primero, es absolutamente necesario políticas públicas del gobierno y también esfuerzos de las compañías. El medio ambiente debería estar en la agenda de todos y no como un “tema” extra.

 

Entonces, hay algunas medidas que todos podemos tomar para hacer que esto ocurra. Como la agricultura animal es una de las principales fuentes de gases efecto invernadero, es urgente que paremos de consumir todos los tipos de carne, y también lácteos y huevos.

 

Podemos obtener todos los nutrientes que nuestros cuerpos necesitan de las plantas, y aún con comidas deliciosas! Clickea aquí para probar nuestro desafío 21 Días Veg!
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload