El estado de Oregón producirá y venderá solamente huevos libres de jaulas

El gobernador del estado de Oregon, en Estados Unidos, Kate Brown, aprobó una ley para exigir que todos los huevos producidos y vendidos en su estado provengan de instalaciones libres de jaulas.

 

La decisión, que entrará en vigencia a fines de 2023, convierte a la costa oeste de Estados Unidos en la región que tiene la regulación más potente del mundo respecto a las gallinas ponedoras. En mayo, el estado de Washington publicó una ley similar, y el año pasado la victoria por las gallinas ocurrió en California.

 

Actualmente, hay cuatro millones de gallinas confinadas en jaulas en este estado. Ya que la ley también contempla los huevos producidos en el extranjero,  pero vendidos dentro de Oregon, la producción libre de jaulas también será adoptada como sistema en otros estados y se estima que esta decisión beneficiará  adicionalmente a decenas de millones de gallinas cada año. 

 

Esta ley es resultado de campañas de la Humane Society of the United States y es una victoria muy importante para las gallinas confinadas en diminutas jaulas en la industria del huevo. Más allá de que no promovemos el consumo de huevos, ni siquiera de huevos libres de jaulas, estamos conscientes de que no todos se van a comprometer con una dieta vegana de la noche a la mañana. Ya que parte importante de la población continúa comiendo huevos, causa menos sufrimiento para las gallinas si estos provienen de sistemas libres de jaulas. 

 

 

 

Cómo se siente pasar tu vida en una jaula

 

Vivir en jaulas es extremadamente frustrante y doloroso para las gallinas, ya que son animales curiosos y activos. Ellas pasan sus vidas enjauladas con más gallinas y no tienen más espacio que el de una hoja A4 para moverse. Para ellas es imposible realizar sus comportamientos más básicos como especie, como forrajear, aletear o incluso caminar. Las rejas metálicas de las jaulas dañan su plumaje y sus patas.  

Algunas de ellas mueren en las jaulas y las dejan ahí pudriéndose entre sus compañeras. Al final de sus vidas, cuando no son suficientemente productivas para la industria, las que sobreviven a esta miseria son asesinadas como cualquier otro pollo criado para carne.

 

A las gallinas les cortan el pico con pocos días de vida sin ningún tipo de anestesia. Los pollitos machos son comúnmente triturados vivos porque si no ponen huevos no son útiles para esta industria. 

 

 

Estas jaulas también son una amenaza para nuestra salud. Como estos sistemas están tan sobrepoblados, es el espacio perfecto para que las enfermedades se propaguen. Para evitar enfermedades como la Salmonella o las plagas de insectos, la industria del huevo utiliza cantidades enormes de antibióticos e insecticidas que son muy peligrosos para las personas y la salud pública. 

 

Los huevos, además, no son necesariamente buenos para nuestra salud. Recientemente, estudios han demostrado que comer tres huevos por semana aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de muerte. 


¿Libre de jaulas significa libre de crueldad?

 

Los sistemas libres de jaulas tienen un gran potencial de disminuir el sufrimiento de los animales. La eliminación de las jaulas permite que los animales se muevan, socialicen unos con otros y lleven a cabo diversos comportamientos naturales que son importantes para su bienestar.

 

Sin embargo, tanto en sistemas sin jaulas como con jaulas, los pollitos machos son triturados vivos a las pocas horas de vida. Esta práctica ya está siendo eliminada en EE.UU. y vamos a luchar para que suceda lo mismo en Latinoamérica.

 

Un problema que también puede ocurrir en sistemas libres de jaulas, cuando no son bien administrados, es que los animales se estresen y comiencen a picotearse entre sí, lo que puede resultar en brotes de arranque de plumas o, incluso, canibalismo.

Además de eso, los sistemas libres de jaulas también mandan a las gallinas al matadero. Es decir cuando ya no producen huevos en la medida esperada, se amontonan en cajas pequeñas y se llevan a la planta faenadora.

 

¿Cómo ayudar?


Actualmente le estamos pidiendo a algunas empresas clave en América Latina que no utilicen huevos de gallinas enjauladas, para así reducir la demanda por este tipo de productos. 

 

Ayúdanos a presionar estas compañías firmando nuestras peticiones para Castaño, Tostao', Bonafide, Arcor y Carozzi

 

Y, por favor, considera adoptar una dieta vegana, que es la mejor manera de ayudar a los animales. Únete a nuestro Desafío 21 Días Veg

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload