Glaciar en Islandia acaba de desaparecer debido al calentamiento global

Islandia acaba de perder su primer glaciar, un cuerpo de hielo denso formado por la acumulación de nieve., debido al calentamiento global. Se creía que el glaciar Okjökull tenía alrededor de 700 años y, en los últimos años, literalmente se derritió: en 1890, su hielo cubría 16 kilómetros cuadrados, pero para 2012 ya medía sólo 0,7 kilómetros cuadrados.

 

La contracción del glaciar Okjökull del 14 de septiembre de 1986 (izquierda) al 1 de agosto de 2019. Foto: NASA

 

 

Las noticias son tan preocupantes que alrededor de 100 personas caminaron por la montaña para el "funeral" del glaciar. Entre ellos, el primer ministro de Islandia, Katrín Jakobsdóttir, y la ex comisionada de derechos humanos de la ONU Mary Robinson. El cambio climático es una preocupación prioritaria para la ONU en este momento. Los especialistas de la institución han alertado que el calentamiento global podría eliminar gradualmente los derechos humanos, creando un "apartheid climático". Es por eso que la ONU dijo que las dietas basadas en plantas son necesarias para combatir el cambio climático.

 

Islandia se verá particularmente afectada por el cambio climático, ya que los especialistas predicen que, si continuamos con este nivel de emisiones, los más de 400 glaciares de la isla, que cubren aproximadamente el 11% de la superficie del país, desaparecerán para 2200. Pero en general, todo el hielo de la Tierra está desapareciendo cinco veces más rápido que en la década de 1960.

 

 

 

El problema es nuestro

 

Un estudio publicado en Nature estima que los glaciares perdieron, entre 1961 y 2016, más de 10 billones de toneladas de hielo. Esto es hielo suficiente para cubrir todos los Estados Unidos continentales (excepto Alaska y Hawai) con cuatro pies de nieve. Otra investigación muestra que el 90% de los glaciares de los Alpes se habrán ido para 2100.

 

E incluso si no vives en una de estas áreas, este problema también es tuyo. El hielo derretido es responsable de aproximadamente el 25% al ​​30% del aumento anual en el nivel de los océanos. En la Antártida, un estudio financiado por la NASA descubrió que el glaciar Thwaites está a punto de llegar a un punto en el que será imposible detener su flujo hacia el mar y provocar un aumento del nivel del mar de 50 cm. Y este ni siquiera es el único glaciar en riesgo en el continente.

 

 

Con el aumento de los mares, las vidas en las ciudades costeras de todo el mundo están amenazadas y más personas corren el riesgo de inundarse durante las tormentas. Para 2100, hasta 1 de cada 5 personas en el mundo podrían ser desplazadas de sus hogares y obligadas a trasladarse hacia el interior debido al aumento de los niveles oceánicos.

 

Además del aumento del nivel del mar, otros efectos secundarios de la fusión de los glaciares son la inestabilidad en la disponibilidad de agua dulce para riego y uso doméstico; la comida se volverá más escasa, los precios de los alimentos aumentarán y los cultivos perderán su valor nutricional; junto con amenazas a la vida silvestre.

 

El mismo calentamiento que hace que el hielo se derrita está haciendo que el planeta se caliente a temperaturas nunca antes registradas. Junio ​​de 2019 fue considerado el mes más caluroso jamás registrado en la Tierra, según la Agencia Europea de Satélites, con temperaturas que fueron de más de 2°C por encima de lo normal.

 

No hay duda de que todo esto es causado por la actividad humana, y la calamidad requiere un corte urgente en las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que provoca el calentamiento global.

 

Hay algo que cada uno de nosotros puede hacer por el planeta todos los días: cambiar nuestros hábitos alimenticios y deshacerse de la carne, los lácteos y los huevos.

 

El ganado representa entre el 14,5% y el 18% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por el hombre. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la carne de res es responsable del 41% de las emisiones del sector, mientras que la producción de leche representa el 20%.

 

 

¡Para que te hagas una idea, el ganado es responsable de la emisión de más gases de efecto invernadero que todo el transporte mundial combinado! Y mira esto: en 2016, solo tres de las compañías de carne más grandes del mundo, JBS, Cargill e Tyson, eran responsables de más emisiones de gases de efecto invernadero que Francia. Los cinco mayores productores son responsables de más contaminantes que las principales compañías petroleras, como Exxon, Shell y BP.

 

La NASA dice que, incluso si dejáramos de emitir gases de efecto invernadero hoy, el calentamiento global continuaría durante al menos varias décadas más, si no siglos.

Por otro lado, la buena noticia es que no es demasiado tarde para evitar o limitar algunos de los peores efectos del cambio climático. ¡Pero requiere una acción coordinada y un compromiso general de todos nosotros! Por favor considera el veganismo. Si necesitas ayuda para comenzar, haz clic aquí y únete a nuestro Desafío 21 Días Veg.

 

Ayúdanos a crear conciencia participando de nuestra comunidad de voluntarios.
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload