Los beneficios de una dieta basada en plantas para la salud cardiovascular



Las enfermedades cardíacas son la causa de muerte líder a nivel mundial, tomando 18.6 millones de vidas cada año, según la World Heart Federation. En Chile son el principal motivo de muerte: al ser responsables de un 27,1% de las defunciones según datos de 2016 del Instituto Nacional de Estadística.


“El riesgo de enfermedades cardiovasculares es preocupante y nos llama la atención para revisar nuestras elecciones alimentarias. En cuanto a los hábitos alimentarios, la ciencia ha descubierto que una dieta basada en plantas se asocia con bajos niveles de problemas del corazón y mortalidad”, dice Fernanda Vieira, directora de Políticas Alimentarias de la ONG SInergia Animal.


Según un estudio realizado por científicos del Departamento de Salud Pública de la Universidad John Hopkins University, una de las más prestigiosas del mundo, las personas con una dieta basada en plantas—sin consumo de productos animales como carne roja, pollo, pescado, huevos o lácteos—fueron asociadas con un 16% menos de riesgo a enfermedades cardiovasculares y un 32% menos riesgo de mortalidad cardiovascular. La investigación analizó a más de 12 mil adultos desde 1987 hasta 2016.


Entre quienes adoptan una alimentación basada en plantas también hay diferencias. Quienes tuvieron un mayor consumo de alimentos integrales, como granos integrales, frutas, vegetales, frutos secos y legumbres, se asociaron de forma consistente con un riesgo aún menor en estos mismos problemas. Por otro lado, quienes más consumieron productos animales obtuvieron un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular incidente, mortalidad por enfermedad cardiovascular y mortalidad por todas las causas.


Otro estudio de la Universidad de Oxford señaló en la misma dirección: consumir una dieta vegetariana se asoció a una menor incidencia de riesgo de enfermedades del corazón, así como niveles de colesterol y presión sanguínea más saludables. Esta investigación evaluó datos de más de 44 mil personas.


Dale una oportunidad a los vegetales


“Además de ser saludables, las dietas basadas en plantas son muy sabrosas, fáciles de preparar y accesibles. Miles de personas están experimentando este cambio con nosotros cada mes en Latinoamérica y han sido gratamente sorprendidas” dice Vieira, citando sabrosas y saludables preparaciones, como Lasaña Vegana de Espinaca, Sopa de Tomate y Aros de Cebolla.


Uno de los recursos más valiosos de la dieta vegana son las legumbres, como frijoles, lentejas, garbanzos, soja, maníes y arvejas. “A veces ni siquiera recordamos qué tan variados pueden ser nuestros platos. Aparte de ser deliciosos y la base para recetas que van desde sopas hasta medallones de hamburguesas veganas, son una fuente de proteína mucho más saludable que los productos animales”, explica.


Sinergia Animal invita a quienes quieran probar una alimentación basada en plantas a unirse al Desafío 21 Días Veg. La organización ofrece gratuitamente un seguimiento diario a sus participantes con tips, recetas y consejos nutricionales de especialistas profesionales de la salud sobre cómo pasar al veganismo. El registro puede realizarse en www.desafio21diasveg.com.