Por que la exportación de ganado vivo es terrible para los animales

 Argentina firmó un acuerdo para exportar ganado vivo a Kazajstán a partir de Marzo. Desde ese momento, estas noticias han entusiasmado a los productores ganaderos. "Las cuatro entidades del agro estamos a favor de la medida, creo que va a generar una competencia adicional a los frigoríficos”, dijo el presidente de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Dardo Chiesa, durante la 133ª Exposición Rural de Palermo.

 

Por otro lado, los protectores de animales y ONGs están aterradas sobre el impacto que esta actividad tendrá sobre los animales y el medio ambiente. La exportación de ganado vivo se considera una de las actividades más crueles relacionadas a la producción animal, y de allí que debe ser prohibida. Te mostramos por qué.

 

1. Los animales pasan días e incluso semanas viajando

 

Usualmente, los animales transportados son sólo bebés o jóvenes. Nacen y, luego de alcanzar cierta edad, su viaje comienza. Primero, son transportados en camiones desde las granjas donde nacieron hacia el puerto, y luego desde el puerto van a bordo de embarcaciones para hacer un viaje que puede llevar días o semanas — después de todo, Patagonia y Kazajstán están notablemente lejos entre sí. Y se pone peor cuando consideramos las condiciones en las que permanecen mientras dura este período.

 

Fotos: Animals Australia

 

2. Las condiciones sanitarias y de bienestar animal son terribles

 

Básicamente, no hay precauciones sanitarias o de bienestar animal. Los camiones o embarcaciones están tan atestados que los animales no pueden caminar o recostarse, y cuando intentan hacerlo existe el riesgo de que queden atrapados y mueran. Estos transportes son generalmente abiertos o, en las partes que son cerrados, no hay un sistema de control de temperatura, lo que deja a los animales expuestos a temperaturas extremas y condiciones climáticas como frío intenso, vientos, humedad por la lluvia o el agua de mar, o quemaduras por exposición solar.


Los animales defecan allí dentro, y debido al número de individuos y la escasa limpieza, terminan envueltos en heces y excremento. La comida termina sucia también, el agua es escasa, y cuando está disponible, el acceso a ella se ve obstaculizado por las vacas en el camino. A causa del excremento, el olor a amoníaco es insoportable, lo que hace difícil poder respirar.

 

 

Fotos: Animals Australia

 

La ONG Animals Australia ha estado luchando por el fin de la exportación de animales vivos por largos periodos.  Este video de una de sus investigaciones a bordo de una embarcación muestra por qué:

 

3. Muchos animales mueren en el camino, otros nacen allí

 

Muchos animales sufren heridas y enfermedades y mueren antes de llegar a destino, sin recibir cuidados veterinarios apropiados, y son dejados pudriéndose en los corrales o son arrojados al mar. Algunas embarcaciones incluso tienen un lugar en tierra donde tiran a los animales, y hay reportes de animales siendo arrojados allí o en el mar aún agonizando. 

 

Desafortunadamente, como no hay control sobre la preñez de los animales, las investigaciones han mostrado animales naciendo en estas horribles condiciones.

 

Fotos: Animals Australia

 

4. Puesto de manera simple, es peligroso

 

Recientemente, hubo un caso de un barco chileno que quedó varado con 244 vacas, y muchas de ellas terminaron muriendo de fatiga y deshidratación. En Brasil, una embarcación que llevaba 5.000 vacas se hundió cerca del Puerto de Barbacena, en Pará, al norte del país. Un triste video mostró la desesperación de los animales tratando de escapar del barco y nadar hacia la orilla, muchos ahogándose y aquellos que lograron llegar fueron asesinados y comidos por la población.

 

 

5. Los países no pueden asegurar con qué técnicas se los sacrificará 

 

¿Alguna vez te has detenido a pensar POR QUÉ los productores querrían exportar animales vivos? La respuesta usualmente es que quieren controlar cómo estos animales son sacrificados, para asegurar que se sigan algunos preceptos religiosos. Por lo tanto, no es posible asegurar que los país donde se sacrifique a los animales requieran el cumplimiento de los estándares más básicos de bienestar animal, como aturdir a los animales antes de cortar sus gargantas. 

 

Fotos: Animals International

 

6.  Hay enormes impactos ambientales

 

¿Imaginas la cantidad de estiércol que una vaca genera cada día? Multiplica este monto por el número de animales dentro de una embarcación y por el número de días que durará el viaje. Ahora imagina que, si hay gente que limpia el lugar, que sería importante para los animales, ellos tirarán los excrementos directamente al mar. 

 

En Febrero de 2018, se desató un escándalo en el Puerto de Santos, el más grande de Brasil. La Justicia Federal prohibió la exportación de animales vivos desde todos los Puertos del país cuando salió a la luz un informe veterinario sobre las condiciones de los animales dentro de la embarcación Nada, que se suponía fuera a Turquía con 25 mil vacas. “Los deshechos acumulados en el proceso de limpieza tienen su contenido descartado en el mar sin ningún tipo de tratamiento”, según el informe.

 

Durante el viaje en carretera hasta el puerto, usualmente se pude ver una huella de excremento proveniente de los camiones. Minerva, la compañía responsable de la exportación en el mismo caso, fue multada por la Secretaría de Medio Ambiente de Santos con el equivalente a US$ 360,000 por irregularidades en el transporte de los animales, y, con más de US$ 500,000 por el olor de las heces con las que impregnaron la ciudad de Santos


Sin mencionar la huella de carbono de la ganadería en general. El ganado es responsable por más emisiones de gases de efecto invernadero que todos los transportes del mundo juntos! En 2016, solo tres de las compañías productoras de carne más grandes del mundo  — JBS, Cargill y Tyson — fueron las responsables de más emisiones de efecto invernadero que toda Francia. Las cinco más grandes son las responsables por más contaminantes que las principales petroleras como Exxon, Shell y BP. 

 

 

¡Ayúdanos a terminar con la crueldad animal! Firma la petición de Animales de Australia aquí. Únete a nuestro Desafío 21 Días Veg y sé un voluntario para construir juntos un mundo más considerado para ellos. 
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload