Nunca creerás cómo se hacen los hot dogs; haz click para descubrirlo

¿Tienes el hábito de comer hot dogs y te parecen deliciosos? Bueno, después de aprender cómo están hechos podrías cambiar de idea.

 

Muchas personas ya tienen una idea de cuán desagradables son las salchichas de los hot dogs, ya que es bien sabido que están hechas de todas las tripas de los animales, como el cartílago, la grasa, la piel...y también el cerebro, las patas, la sangre y el hígado. ¡Asqueroso!

 

Debido a que estas partes de animales están constantemente infectadas por bacterias, deben atravesar un proceso llamado pre-cocimiento. Después de eso, son fundidos en una máquina y mezclados hasta convertirse en una “masa de carne”.
 

No olvidemos que se agregan cargas de productos químicos como, sal y azúcar (sí, esos que tratamos de evitar cuando consideramos llevar una dieta saludable) que son adicionados a la mezcla. Uno de los preservantes comúnmente usados es el nitrito de sodio que es probablemente cancerígenos para los humanos de acuerdo con la Organización de la Naciones Unidas.


Pero si esto no fue lo suficientemente repugnante, hay algunos detalles que creemos deberías conocer.

 


La mayoría de hot dogs son hechos de cerdo. Con el fin de criarlos, las cerdas pasan básicamente su vida entera confinadas en en pequeñas jaulas, donde apenas pueden moverse y sufren de un intenso estrés y frustración.

 

Photo: We Animals. Jaula de gestación en España

 

Photo: We Animals. Cerda miserable en parto en jaula de gestación en España

 

Sus bebés son aquellos cuya carne y órganos serán usados para producir el hot dog. Muy temprano en sus vidas, conocerán algunas de las prácticas más crueles de la producción animal: sus colas son cortadas y los machos castrados. ¡Todo ello sin ninguna anestesia! 

 

 

Serán sacrificados con sólo 6 a 9 meses, en promedio. Un camión emerge del oscuro granero donde pasan su vida y son llevados al matadero. Sus últimos días de vida o incluso semanas, mientras están en el camino, están hacinados, expuestos a temperaturas extremas, sin comida o acceso a agua, envueltos en heces.

 

 

En teoría, para su sacrificio, se supone que deben estar aturdidos. Esto no siempre funciona, lo que significa que algunos animales terminan con sus gargantas cortadas cuando están vivos y completamente conscientes. A menudo, los cerdos pueden ver a sus amigos siendo asesinados, lo cual les causa tremenda angustia y miedo. Ellos sabes lo que está a punto de pasarles y, por supuesto, no quieren morir.

 

 

Bajo las condiciones apropiadas, los cerdos son juguetones y animales sociables. Las madres disfrutan cuidando de sus bebés y usualmente viven en grupos. Son seres extremadamente inteligentes, ¡Considerados más inteligentes que los perros! Entonces, ¿Por qué continuamos torturándolos y matándolos? 

 

 

Por favor, ¡Considera el veganismo! Si quieres empezar, tenemos algo que podría ayudarte. Haz click aquí y únete a nuestro Desafío 21 Días Veg y ayúdanos a difundir al mundo.
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload