Sector avícola ataca la investigación de Sinergia Animal con afirmaciones contradictorias y erróneas

May 28, 2019

 

 La semana pasada, Sinergia Animal lanzó un video con imágenes impactantes de granjas productoras de huevos en Argentina, que fue narrado por el actor y músico Nicolás Pauls. Las escenas muestran jaulas sobrepobladas, animales desplumados, cadáveres ya en estado de putrefacción dentro de las jaulas y galpones con pisos cubiertos de heces. El material audiovisual llamó la atención de los medios y fue criticado de manera injusta e infundamentada por la industria avícola.

 

De acuerdo con ‘La Nación’ y  ‘Radio Rivadavia’, Javier Prida, presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia), dijo que las personas que realizaron el video no conocen "lo que son las granjas", acerca de los animales muertos en las jaulas dijo: "es una locura" y que las aves desplumadas mostradas en el vídeo se deben a un proceso "natural". También afirmó que los 42 millones de aves confinadas en jaulas están en condiciones similares a las de ‘un hotel 5 estrellas’.

 

Ve abajo las pruebas de que  Capia usó argumentos y datos erróneos en sus declaraciones.

 

MÁS DE 90% DE LA PRODUCCIÓN NACIONAL SE REALIZA EN JAULAS

 

Sinergia Animal afirmó en su investigación que el 90% de las granjas argentinas usan el sistema de jaulas. Extrañamente, ese dato fue refutado por Capia, pero existen claras pruebas de que esta cifra es correcta y puede ser constatada a través de diversas fuentes.

 

De acuerdo con diferentes artículos de los medios nacionales - Infobae, Clarín y Motivar - esta proporción es aún mayor: el 98% de las gallinas ponedoras viven en jaulas en la Argentina.

 

Otra fuente es la International Egg Commission, que afirma que prácticamente 90% de la producción nacional de huevos en Argentina se hace en jaulas. La tercera fuente es el hecho de que a pesar de que existen más de 950 granjas en Argentina, sólo tres productores tienen certificación de bienestar animal por contar con sistemas libres de jaulas.

 

La propia Capia afirma que no existen productores autorizados por SENASA para vender huevos libres de jaulas en el país, lo que confirma que las jaulas predominan casi que en su totalidad como tipo de sistema productivo en Argentina.

 

Además de la investigación de Sinergia Animal, otras dos investigaciones ya fueron realizadas por otras entidades que no sean  provenientes de la propia industria productora de huevos en la Argentina. Una fue realizada por periodistas y llamada ‘La Cáscara Rota’  y la otra por la organización Voicot. Ambas confirman claramente también con imágenes fuertes que hay hacinamiento en las jaulas y ‘La Cáscara Rota’ en particular lúcidamente muestra que hay graves condiciones de suciedad.

 

LAS GALLINAS VIVEN EN UN ESPACIO MENOR QUE UNA HOJA DE PAPEL A4

 

En su video, Sinergia Animal afirma que las gallinas viven en un espacio menor que una hoja de papel A4 en Argentina. Esta información es verídica y fue confirmada por la propia Capia.

 

De acuerdo con Capia, en el 80% de las granjas nacionales, cada gallina tiene unos 500 centímetros cuadrados dentro de las jaulas. Una hoja de papel A4 tiene unos 623 centímetros cuadrados (21 x 29,7 cm). Es decir: Capia indirectamente confirmó que las gallinas viven en hacinamiento y el espacio que cada animal tiene para vivir  es menor que el de la hoja A4.

 

LAS JAULAS EN BATERÍA PUEDEN CAUSAR LA PÉRDIDA DE PLUMAS Y OTROS TIPOS DE LESIONES

 

 

Las imágenes de Sinergia Animal muestran gallinas severamente desplumadas y Capia dice que esto es un proceso de desplume ‘natural’, pero esto no es enteramente verdad.  En realidad varios especialistas renombrados ya comprobaron que las jaulas pueden causar o agravar la pérdida de plumas y otros tipos de lesiones. Abajo, mencionamos tres fuentes de gran credibilidad:

 

“El confinamiento extremo en jaulas de alambre estériles también predispone a lesiones externas en las patas y en las plumas, y exacerba el desarrollo de osteoporosis, lo que lleva a fracturas de huesos y dolor crónico" - Dr. John Webster Departamento de Ciencias Clínicas Veterinarias, Universidad de Bristol, Inglaterra.

 

“Las jaulas en batería son responsables de una variedad de lesiones, ya que las aves a veces quedan atrapadas en jaulas por la cabeza y el cuello, el cuerpo y las alas, los dedos de las patas y las garras u otras áreas. Además, los pisos empinados pueden causar deformidades en los pies y la malla de alambre puede llevar al desgaste de las plumas” - Bernard E. Rollin, PhD, Profesor de Ciencias Animales en la Universidad de Colorado (página 120).

 

“Los factores ambientales que hacen que las aves se vuelvan poco saludables o estresadas pueden llevar a la pérdida de plumas y pueden indicar que se requieren mejoras en el manejo” - Gobierno de Queensland, Australia.

 

Además, en Argentina se realiza la llamada ‘muda forzada’, que es una práctica muy cruel que priva a las gallinas ponedoras de comida para manipular sus ciclos de puesta, causando una pérdida severa de plumas y altas tasas de mortalidad. De acuerdo con un productor entrevistado durante esta investigación, se deja sin comida a las gallinas por un período de 7 a 10 días.

 

NO ES CIERTO QUE LAS GALLINAS HAN PERDIDO LA NECESIDAD DE MOVERSE Y REALIZAR SUS COMPORTAMIENTOS NATURALES

 

En la radio, Capia afirmó que las gallinas usadas actualmente en la producción de huevos fueron seleccionadas genéticamente y que ellas ya no tienen necesidades o instintos básicos de moverse y realizar sus comportamientos naturales.

 

Esta afirmación no es verídica y no concuerda con la ciencia, según expertos de bienestar animal. Diversos estudios científicos ya demostraron que las líneas genéticas de gallinas usadas actualmente en la producción no perdieron esas características.

 

En pruebas de laboratorio, las gallinas con la genética actualmente usadas por los productores ya mostraron gran motivación para tener acceso a áreas con nidos y perchas. Diversos estudios también revelan que otros comportamientos como buscar comida en el suelo y poder tomar baños de arena es importante para su bienestar. Es decir: no perdieron esas necesidades básicas.

 

Además, a diferencia de lo que dice Capia, las jaulas en batería no se consideran un 'hotel de cinco estrellas' para los animales. La prueba más importante de ello es que más de 30 países, como todos los miembros de la Unión Europea, Nueva Zelanda y Canadá, ya están aboliendo las jaulas en batería convencionales debido a evidencias científicas de que presentan graves problemas para el bienestar y la salud de las aves. A continuación enumeramos algunas de las declaraciones de los más reconocidos científicos dedicados al tema, a nivel global:

 

“Los resultados científicos que han sido acumulados en los pasados doce años han apoyado la visión de que la gallina en un jaula de batería sufre innecesariamente y que las causas [de tal sufrimiento] son inherentes al sistema de jaulas en batería” - Dr. Klaus Vestergaard Departamento de Ciencia y Salud Animal, Universidad Real de Veterinaria y Agricultura, Dinamarca

 

“El hecho de que las gallinas están privadas de ejercicio de tal manera que son incapaces de mantener la resistencia de sus huesos es probablemente la mayor falta [que se puede señalar] de la[s] jaula[s] en batería. El incremento de la incidencia de rotura de huesos que se deriva [de la falta de ejercicio] es un serio daño al bienestar” - Dr. Michael Baxter, vinculado previamente a la Unidad de Ingeniería Agropecuaria, Universidad Agropecuaria Escocesa.

 

“La principal crítica a la jaula empobrecida, que se remonta al Reporte Brambell (Brambell, 1965)[,] es que impone una inaceptablemente severa restricción a la capacidad de las gallinas para satisfacer sus necesidades conductuales de acicalarse, estirarse, batir las alas, construir el nido y [tomar] baños de polvo. El confinamiento extremo en jaulas de alambre desoladas también predispone a [las gallinas a tener] heridas externas en las patas y las plumas, y exacerba el desarrollo de osteoporosis, la cual lleva a fracturas óseas y dolor crónico”. - Dr. John Webster, Departamento de Ciencia Veterinaria Clínica, Universidad de Bristol, Inglaterra.

 

LOS HUEVOS PRODUCIDOS EN SISTEMAS LIBRES DE JAULAS NO ESTÁN MÁS SUCIOS Y CONTAMINADOS

 

En su entrevista a la Radio Rivadavia, Capia afirmó que los huevos producidos en sistemas libres de jaulas tienen mayor cantidad de bacterias. Una vez más, la ciencia contradice esta afirmación. “Investigaciones recientes no muestran grandes diferencias en la contaminación del contenido de los huevos, cuando se compara los huevos de sistemas de jaula y con los huevos de sistemas sin jaula (ignorando los huevos fuera de nidos y del piso)”, afirma un grupo de investigadores europeos. Esto significa que si buenas prácticas - como no recoger huevos del piso y fuera de los nidos - son respetadas por los productores libres de jaulas, no hay riesgo adicional significativo de contaminación en los huevos libres de jaula.

 

Ya en el caso de la salmonella, una de las principales y más peligrosas fuentes de contaminación en el mundo, el estudio  el más completo estudio ya realizado sobre el tema fue desarrollado por la Unión Europea. Los resultados demuestran que debido a diversos factores - como la alta densidad y número de animales hacinados en un mismo espacio - el riesgo de contaminación por salmonella es por lo menos 20 veces más alto en sistemas que usan jaulas - comparados con sistemas libres de jaulas.

 

NUESTRO COMPROMISO CON LA VERDAD

 

Sabemos que no será fácil convencer a la industria de abandonar ese sistema obsoleto y cruel. Pero no vamos a desistir. Somos una organización totalmente comprometida con la ciencia y con la verdad. Nuestra misión es continuar exponiendo a los consumidores cómo es el sistema de producción y luchar por el fin de estos abusos.

 

Sobre Sinergia Animal:

Sinergia Animal es una organización internacional que trabaja en países latinos y asiáticos para disminuir el sufrimiento de los animales en la industria alimentaria. La ONG es reconocida como una de las ONGs de protección animal más eficaces del mundo por Animal Charity Evaluators (ACE).

 

 


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload